Archive for 20 abril 2011

DE BARRANCOS POR VALENCIA

abril 20, 2011

 

La cosa para salir a hacer cosas fuera de la provincia están bastante chungas y casi soy capaz de convencer a dos aventureros pteropus para ir a algún lugar donde poder cañonear. A última hora una llamada de Toñen nos dejó un número perfecto para salir:4 fornidos pteropus…

Así salímos a hora más que pteropus y llegamos a la cabezera de Otonel entre pitos y flautas sobre las 3 de la tarde…sí en la mejor hora para darse un buen pateo en gallumbos y con la mochila a cuestas.

 Casi al borde del chungo llegamos a la cabezera con mucho calor y con ganas de pillar el agua cuanto antes. Pero el primer rapel estaba seco!

Para todos menos para Polaco era la primera vez en el barranco, pero como si lo fuera..ya sabemos como están las cabezas(no hace falta comentar más).

Quizás lo más bonito del barranco junto con el rapel de sesenta fue donde encontramos el agua; una cortina de agua parecida al nacimiento del cuervo nos dejó bastante flipados de lo que hay por tierras valencianas.

Después de un buen rato refrescándonos seguimos el cañón con una serie de destrepes y toboganes que nos dejan cerca de la cabezera del rapel de 60, con un poco de congoja bajamos hasta encontrarnos con los dos últimos rapeles del barranco.

Con una subidita para estirar las piernas volvímos hasta el coche para beber un poco(sólo llevámos una botella de agua). Tras ir al pueblo a por unos bocatas fuimos al hotel de mil estrellas a sobar, un embalse muy wapo. Con el vinate y las cartas de rigor nos estroncamos en los sacos.

Al día siguiente el objetivo el barranco del nacimiento; un cañón cortito pero con otro rapelazo de 60. Al ritmo de Manolo soy yo, marica tu, marica yo y bandolero fuimos cantando hasta el cañón…

Quizás lo más peligroso del todo el recorrido fue el retorno donde subimos cual tolais por el sitio más chungo jugándonos el pescuezo y del que Toño se llevó un buen recuerdo. Tras otra subidita a las dos de la tarde nos fuimos al grito de mcdowel en cuenca donde comímos sobre las 5.30 de la tarde y más contentos que unas pascuas.

PD. La cámara se quedó sin bateria en medio del Otonel, el resto de las fotos fueron hechas con el móvil…

Anuncios

TORRES DEL ‘EMPAINE’

abril 11, 2011

Por fin!!! Es lo primero que se me ocurre al conseguir una escalada clásica después de tres o cuatro intentos fallidos…

La escalada en el lugar ‘sin nombre’ empezó con un subida sin senda por un desnivel importante hasta ver por donde se podría subir. La via chaparra ha ido evolucionando hasta dar con una escalada bastante limpia y con un par de pasos de 6a+ o 6b que hay que echarles de comer aparte.

Con las cabezas como tenemos cómo no se iba a olvidar algo!.Cuando íbamos a empezar a subir dije:los gatos…efectivamente me los dejé en el auto;vuelta al coche sin despeñarme y subidita para calentar de nuevo. Los primeros pasos de la escalada fueron quizas los más complicados, de hecho pensaba que tendría que venir el helicóptero a por Quinito hasta que puso el primer seguro(por decir algo) a unos 5 o 6 metros, con caída hacia abajo de unos 8 o 10 metros. Con la moto a cien pudo poner un seguro más o menos fiable y respirar un poco…uff que momentito.

En la primera reunión fue donde se pusieron los únicos spits de la vía. Y la salida de esta también tenía su momento con el paso más dificil de toda la escalada. Yo de segundo sin trastos casi puedo subir, tengo que decir que el segundo en clásica no da muy buen rollo que digamos porque te encuentras en situaciones que te juegas una caída guapa.

El resto de la vía fue disfrutar de la altura y el ambiente hasta el final. El retorno lo hicimos por un barranco que fuímos montando a los pinos donde esperaba la sorpresa final;en el último rapel(de 35 metros) me deje la mochila con el móvil…menos mal que llevaba las llaves del auto en el bolsillo…

Resultado; el domingo me tocó volver, montar el rapel y cojer la mochila que no se había canteado.

A ver si el principio de muchas escaladas!!

TARDE PIRAGÜIL

abril 3, 2011

El pasado viernes resurgió el espiritu pteropus tras estar a punto de abandonar la jornada de piraguas tras una serie de catastroficas desdichas…el caso es que a las seis de la tarde aún estaban las piraguas en el path. Mención aparte tiene el apartado de meter las piraguas en el pathfinder.

Tras comprar una cutre baca para el auto, resultaba que la distancia entre los railes era un poco corta para semejante bicho. Después de un buen rato y varios disgustos conseguimos poner las piraguas en el coche. Al grito de ‘se nos va a hacer de noche’ o ‘vamonos al bar’  nos fuimos rumbo al júcar.

Por fin pudimos entrar en el río, amenazaba que caería la noche pronto y por ello nos dimos bastante vidilla. El río bajaba fuerte y se dió muy bien y bastante tranquilo.