Archive for the ‘Simas y Cuevas’ Category

Sima Juan Herranz I (Valsalobre, Cuenca)

febrero 20, 2012


EL domingo 12 de Febrero un pequeño grupo de pteropus se decidió a realizar la Sima de Juan Herranz I o lo que algunos llaman “Juana I”.

Todo comenzó como empiezan todas las quedadas o casi todas, en la famosa churrería del mercado o como para muchos la de la esquina de la plaza de España. Yo Agreda e de decir que no me digné a aparecer por tener que ir a racanear a Paco, Paquito o Francisco un mono… bien empezaba el día. El resto del grupo compuesto por Fernando, Laura y Bea se encontraban desayunando churros con chocolate,  más adelante  alguno/a se acordó en el viaje de lo caloríficamente fuertes que son.

Realizamos parada para repostaje, así ninguna sangüijuela como yo se iba a librar de pagar el peaje. Proseguimos el camino entre charla y charla, recalcándome sobre todo lo agradecidos que son los pteropus con el material que a lo prestado prestado… al final no se le ve el pelo, entre bromas y tontunas se llega a Valsalobre la Zona del Alto Tajo, con una estampa de nieve y frío, divisamos el refugio donde habíamos pensado comer,¡ maldita sea estaba ocupado!

Seguimos adelante por el camino hasta la boca de la sima con el tom tom de Fernando, nada de tecnología. Parece ser que se acordaba del camino o eso quería hacernos creer,” había un cruce, la segunda a la izquierda, luego a la derecha…..” pues sí llegamos sin problemas el tom tom funcionó.

Al aparcar divisamos el cartel de área restringida, cáspitas van a poner por aquí un ATC Nuclear… Nos disponemos a sacar el material, ensacar las cuerdas y vestirnos como merecía la ocasión, con todo prestado o al menos en mi caso, cosa que agradezco al club,” mi cuota está dando frutos yujuu!” y a mi amigo Paquito (a ver si te vienes mamón).

Una vez vestidos y preparados, Ferny se dispone a realizar el descenso, viendo el peligro de la aproximación a la boca de la sima, utiliza como medio de fortuna la valla de madera, aproximándose al árbol donde finalmente realiza un pasamanos y de ahí a la reu de la boca.

Comenzamos el descenso hacia las profundidades, Ferny instalando la cuerda fija por la derecha y yo por la izquierda gracias a un equipamiento bien realizado con químicos que permite la instalación en paralelo.

Todo va con normalidad, sin demasiados sobresaltos, los típicos de la caquita que da al principio al menos por mi parte.

Cuando estábamos llegando casi al final se me ocurre preguntar… Ferny la cuerda llega hasta abajo???? No sé porque pero me esperaba la respuesta, NO.

Total llegamos a uno de los últimos fraccionamientos y empalmamos la cuerda que llevaba en la saca y seguimos el descenso.

Las chicas nos seguían muy de cerca, una vez abajo instalo el fraccionamiento que nos lleva a la sala.

Esperamos a que todos estemos abajo y nos disponemos a proseguir.

Solo decir que mi primera impresión de la sala fue muy grata, esto se debe al ver tal inmensidad y cantidad de formaciones kársticas o calcáreas, banderas enormes, estalagmitas, estalactitas, lagos de agua…

Dimos un rodeo al pilar central y nos decidimos a reanudar la ascensión. Ferny y yo antes de proseguir con el ascenso buscamos el p20. que se encontraba por unas galerías situadas a la izq de la entrada a la sala. Nos topamos con el pozo que a primera vista no parecía gran cosa pero vimos que para pasar por ahí hasta el proximo pozo el terreno era bastante resbaladizo e inseguro por lo tanto, nos dimos la vuelta hasta el pasamanos.

Gracias a unas buenas provisiones, recuperamos fuerzas con un poco de agua y un poleo menta(soy alérgico a la menta, menos mal que no bebí gran cosa), y otra vez para arriba.

Comenzaron Laura y Bea el ascenso seguido de Ferny y yo, que íbamos desmontando la cuerda fija.  He de decir que subí con una técnica mala o nula “hay que practicar más” también aclarar que el material no lo llevaba debidamente ajustado, el pedal era corto y el arnés de pecho grande “en estos casos la experiencia es un grado” a ver qué tal la próxima vez, mi brazo lo agradecerá.

Entre grititos, gemidos y sudores, se llegó arriba yo al menos mas colorado que un tomate, ver la luz y respirar el aire fresco es un gran premio a una trabajada ascensión.

Nos desvestimos y vestimos lo más rápido posible “hacía un frío que pela” , recogemos material, lo cargamos y a comer que es gerundio.

Maldita sea el refu sigue ocupado, pensamos en otra opción y decidimos ir para el área recreativa del Alcorón “nos la encontramos de potra, estábamos buscando un refu diferente”.

Sacamos los apeos, la sartén, salchichas, huevos y ajoarriero y a comer ,”como se agradece que haya gente que piensa en los demás Bea gracias por la comida”. Comimos y pa´ Cuenca.

Una jornada tranquila o intensa depende de como lo mires (la subida fue algo sufrida en mi caso), pero al fin y al cabo una jornada sin incidentes realizando lo que nos gusta y llevándonos un buen sabor de boca que espero nos motive para seguir saliendo.

Pd: Decir que es mi primer post asique no seáis demasiado críticos, por último gracias a Ferny que estaba siempre atento a todo y a las chicas( Laura y Bea).

Saludos a los pteropus y hasta la próxima!!!

Anuncios

SIMA DEL PULPO. A POR EL LAGO AZUL!

febrero 5, 2012

El principal objetivo de esta sima era pegarnos un baño en pelota picada a unos -120 metros en unas aguas de unos 21º, la motivación estaba por las nubes y cuatro intrépidos machos pteropus fuimos en busca de la sima del Pulpo, en la ya conocida Cieza. La sima está muy cerca del Almorchón donde hemos estado varias veces.

Como siempre las salidas con Pichón y Polaco es quedar a una hora y salir dos o tres horas después, y este viaje no sería una excepción.

 

Con el patrocinio de la TRANGIA por parte del Pixón cenamos de lo lindo y a las mil a dormir.

Después de alguna vuelta de más, por fin encontramos la entrada a la sima, que como bien decía el Recuen cuando vió las fotos, se parece muy mucho a una taza del vater…

 

La entrada a la sima fue bastante accidentada con varias caidas de objetos de nuestro material, sobre todo por mi parte de la llave de instalación…además llevábamos cinco placas de parabolt para los mil espárragos que nos encontramos en los pozos…

Enseguida nos dimos cuenta del calor que íbamos a pasar en la sima porque ya en los pozos estábamos sudando de lo lindo. Enseguida nos encontramos con las gateras con nombre, esto es: la superman, la jota y la musical…

 

Después de estas estreceheces, un pozo más y hacia la sala del Desierto donde se encontraba el paso balizado para no estropear las formaciones.

Con la mierda de topo que llevábamos era muy complicado encontrar los pasos, y con algún problema que otro nos dirigimos hacia lo peor de toda la sima; la segunda parte de estrechos sin nombre que eran mucho más continuos que los anteriores. Fue sin duda donde más sufrimos, incluido algún ataque de ansiedad por parte de algún componente del equipo…Después de una hora muy dura salimos de las gateras y paramos a tomar un respiro, sudando litros y litros y pensando que el suplicio había acabado.

Pero nada más lejos de la realidad, porque después de las gateras vendrían pasos de oposición, trepadas, destrepes y un gran elenco de espeleopasos que nos dejaron bien tiernos y sin parar de sudar.

A partir de este momento con la topo en mano nos terminamos de perder en un destrepe con cuerda que no esperábamos, desde aquí empezamos a buscar pasos, a desfondarnos y a sudar como pollos.

Cuando llevábamos unas 7 u 8 horas de recorrido, decídimos darnos la vuelta sin encontrar el anhelado lago ni el lince de las profundidades. Al menos si pudimos ver el pulpo blanco.

Con unas once horas de recorrido y sobre la una y media de la madrugada salimos de la sima, con muchas ganas de respirar aire puro y sin el calor que casi nos deja en el sitio.

Después de cenar y un poco de alpiste sobre las cuatro y media de la mañana nos metimos en los sacos bajo mil estrellas y todos a soñar con el dichoso lago…

 

Al día siguiente nos levantamos a las mil y nos fuimos a ver el almorchón que pensábamos escalar (qué flipaos!) y que dejaremos para otra salida.

En resumidas cuentas, tendremos que volver porque creemos cuál es el paso que nos dejamos sin explorar, bien cerquita del lago.

La sima nos puso en nuestro sitio porque no pensábamos que íba a ser tan dura (yo sobre todo), mucho calor y con el Polaco que creo que no volverá.

CANTABRIA ES DURA

octubre 26, 2011

Después de bastantes bajas de última hora, me voy rodeado de chicas (Laura, Pepa y Bea) a Cantabria con muchas ganas de hacer espeleo(que se pasaron el primer día en el mortero). Al salir el sábado por la mañana el viaje fue más ameno y creo que por primera vez llegamos de día a casa de Pablo, y además sin llover, todo un lujo.

Llegamos muy motivados a casa de Pablo y las botellas de vino que compramos para los cuatro días nos las bebimos esa misma noche…

 

 

La mañana siguiente amaneció con dolores de cabeza varios y ganas de morir, y con calma nos fuimos hasta Astrana donde nos encontraríamos con el resto de integrantes de la expedición.

La boca del mortero como siembre impresiona nada más verla. Como he dicho antes las ganas de cuevas se pasaron este mismo día y más concretamente en los famosos pasamanos de antes de llegar al gran pozo de 170 m.

 

 

 

 

Entre pitos y flautas y agonía en los pasamanos, estuvimos cerca de nueve horas metidos en la cueva, y esta vez si, salimos de noche. Otra vez cena con ambiente y con los cuerpos más que doloridos…

A la mañana siguiente y tras un intento desesperado a hacer la Tonio-Cañuela, finalmente pasaron de mi culo y fuimos a Casa Tomas en Ogarrio a darnos un homenaje antes de meternos a otra travesía más ‘asumible’. Después de ponernos como gorrinos y tras algún vómito que otro nos fuimos a buscar la cueva del Cofiar, donde antiguamente habitaban los osos y todavía quedaban restos de un osezno que se cayó a un pozo. Tras finalizar la travesía y quedarme sin ver los huesos por no llevar placas, salimos a un pedazo de lapiaz donde no sabíamos para donde tirar, y con unos 40 minutos de luz, con lo que decidimos darnos la vuelta y hacer la cueva otra vez. Un susto de última hora pensando que un derrumbe tapaba la boca de salida…junto con un amago de ataque de vaca le dio todavía más ambiente a la jornada que acabo también de noche y con otras tantas horas de actividad.

 

 

Al día siguiente y con los cuerpos más doloridos si cabe, la intentona a otra cueva era ya de risa y nos fuimos de turismo inmobiliario a ver la cabaña de Kike y otra que podría ser nuestra en un futuro…

 

Tras esto nos dirigimos hacia el parque natural de Saja donde se encuentran unos hayedos muy bonitos y dormimos en un refugio de pasiegos, con el consiguiente adobe claro. Mención especial a la berrea que hubo más dentro del refu  que fuera y que nos hizo salir a casi todos a dormir al raso…

 

 

 

Después de una noche muy accidentada salió el sol, y algunos no habíamos dormido un pimiento. Bajada por el hayedo de día(al ir era de noche again), un cafele con los amigos cántabros y para cuen mas a gusto que un arbusto y con las chicas espeleólogas más motivadas que nunca…esto huele otra vez a moción de censura…

 

Casas de Garcimolina

noviembre 17, 2010

Este finde por fin fuimos al pueblo del Polaco. Y la  verdad no defraudó, es más, estuvo de “puta madre”.

La cosa comenzó el viernes en los chinis  enfrente del Mc Donalds donde quedamos para repartirnos en los vehículos correspondientes y encaminarnos dirección Casas de Garcimolina. Una hora después ya nos estaban esperando en el pueblo el padre y la madre de Raúl y unos amigos con un suculento gazpacho pastor del cual no existe documento gráfico.  Dimos cuenta de esta maravillosa cena en uno de los bares del pueblo (de aquí en adelante le llamaremos bar de referencia) y como es habitual después vinieron los cafés, chupitos, los cubatas, más cubatas y más cubatas hasta que se nos empezó a calentar el morro.

Transporte de colchones hacía el horno


Foto de grupo

Esa noche ya en nuestro local de pernocta (el horno) la cosa fue ganando en emoción y el Picha empezó a contar como romper una alita de pollo o dedo, que para el caso es lo mismo. La exaltación de la amistad empezó a surgir, El Presi  empezó a brindar por la asistencia de las barones del Club, después él mismo y el Pichón empezaron  a tontear hasta que  El Picha cayó doblegado por su maltrecha rodilla. A partir de aquí comenzaron las discusiones de si  el Presi había utilizado sus técnica de arte marcial o si  había sido fruto de un mal movimiento. Mientras tanto el resto asistíamos a las discusiones animando la tensión  o calmándola según la cosa se ponía tensa. Para ello  el resto  de asistentes gritábamos “Sergio Presidente” para repudiar al Keny  o gritábamos “abrazo” para rebajar tensiones. A todo esto Guspy estaba atónito sin decir palabra pero no perdía ni ripio, la primera dama y Bea durmiendo pese a las voces de borrachos y Polaco feliz en su casita descansando.

 

Los abrazos  siempre rebajan tensiones


El número de cervezas aumentaba según pasaba la noche


Foto de los supuestos Barones del Club

Tras un grandioso desayuno al solecito mañanero   fuimos a conocer los alrededores del pueblo. En esta ocasión nos desplazamos en coche debido a la lesión del Picha caminando tan solo unos cuantos kilómetros para acercarnos a ver  un paraje conocido como la Peña el Verdinal  y Morro Gorrino. Ambos zonas de maquis durante la Guerra Civil.

 

 

 

Varias instantáneas de la zona  conocida como “Peña el Verdinal”

Posteriormente y tras algún debate que otro sobre si regresar a comer o no, nos dirigimos a conocer una pequeña cavidad de la zona conocida con el nombre de:  Cueva del Carrascalejo. De la cual salimos bastante tarde y con algo de hambre pero con algo más de felicidad aunque fuera un pequeño agujero.

 

Entrada a la cueva

Laura y Bea momentos antes del ataque de un murciélago

Guspy con su reluciente mono de espeleo

Godo, Polaco y Sergio  en la tercera sala

Ya de regreso en el pueblo y mientras amablemente Antonio y José nos preparaban la caldereta procedimos a darle cuenta a una barra de chorizo y a unas exquisitas patatas cocidas preparadas por la madre de Raúl  y aderezadas con un exquisito alioli de una amable vecina del pueblo. Después arrimados a la  lumbre porque hacía un poquito de frío.
Felices frente a la hoguera, mientras el resto viajaba de pueblo en pueblo para comprar tabaco.


Ya a eso de las 20 horas nos dirigimos al “Bar de Referencia” a darle fin a la maravillosa caldereta  y aunque el cansancio hizo mella en nosotros las damas del Club tomaron la delantera y rápidamente se animaron de cubatas, hasta llegar a obligar a la realización de una votación para elegir un nuevo presidente. Menos mal que no ganó el Culo de Manolo y salió reforzado el Keny.
Intento de pucherazo por parte de la Primera Dama

El Presi celebrando su reelección mientras es aclamado por sus seguidores

Foto final de cena

El domingo después de meternos unos bocatas en Cañete, volvimos a Cuenca  tras un buen fin de semana. Muchas gracias a los Padres del Polaco y las personas del pueblo que tan amablemente nos trataron.

A la espera de contracrónica.

VALLE DE SOBA. CANTABRIA

noviembre 7, 2010

 

Después del primer viaje a Cantabria en mayo, nos dijimos que volveríamos pronto a intentar alguna cueva importante y en cuanto hemos podido hemos vuelto a intentarlo.

La intención era hacer la travesía Rubicera-Mortero de Astrana, pero la previsión meteorológica nos iba quitando las ilusiones ya que ponía mal tiempo para todo el puente. De hecho algunos pensábamos que no saldríamos de la cabaña de Pablo en todo el puente.

Tras un millón de horas de viaje y la correspondiente pateada por sendero encharcado (y con bastante acojone para subir con el Path hasta el parking), conseguimos llegar a la casa de Pablo sobre la una de la mañana. La decisión fue tomada al día siguiente en el desayuno por Kike,(que nos hizo de guía durante todo el viaje) y fue entrar por el mortero hasta el gran pozo de 178m ya que las entradas por las simas nos podrían dar muchos problemas con el agua.

Pues eso hicimos; tras un contundente desayuno, preparar los trastos y para la boca. La entrada es impresionante, y enseguida empezamos a rapelar los primeros pozos, para enseguida entrar en el cauce del rió Leolorna. Muy listos, nosotros fuimos sin el peto de neopreno y empezamos a meternos al agua hasta los tobillos. Había muchos pasos de oposición y varios pasamanos que te iban poniendo las pilas. Después nos encontramos otro pasamanos que según Kike, estaba instalado desde no hacía mucho tiempo y que era bastante técnico. Tiramos por el pasamanos en el que si no utilizabas bien la técnica y los empotramientos te quedabas colgado como un chorizo y sin fuerzas en los brazos, ya que hacían mucha flecha y con mucha inclinación. Después de penar un poco y mojándose unos mas que otros…llegamos a la cabezera del Gran Pozo , en el que acojona solo de estar allí. Tras la parada reglamentaria nos dimos la vuelta por el mismo sitio y fue donde los pasamanos nos dejaron tiernos.

 

Unas alubias aderezadas con vinate nos hicieron dormir sin dar mucha guerra.

El día siguiente fuimos a cuevamur, una cueva no muy visitada porque no es muy tocha pero con muchas y muy variadas formaciones, destacando sobre todo las excentricas que había por muchos sitios.

Si en el mortero la dificultad fueron los pasamanos, en cueva te dejaban suave las gateras, entre las que destacaba el paso de los retales, en al que no cabía en un principio la saca que llevábamos…

 

Esta cueva fue mucho más bonita que la anterior y con pasos de todo tipo, en total rondamos las 7 horas de actividad, ya que éramos 7 personas. Tras la cueva unas cervecitas en Casatablas y otra subidita para la cabaña.

El lunes después de comer, vimos la crecida que hubo por todos los sitios y dimos gracias por no pillarnos dentro…y para Cuenca que quedaban muchas horas de viaje!

Aún nos quedan muchas cosas que hacer por allí, así que esperemos volver pronto, y a ver si cae alguna travesía (con mejor tiempo claro).

Practicando la fotografía

octubre 4, 2010

El sábado por la mañana quedamos para practicar la fotografía subterránea así que nos dirigimos a una cueva cómoda y cercana en la que no hubiera excesiva humedad que puedera cargarse rápidamente nuestras cámaras de fotos. ¿Y cuál fue esa cueva? Pués fácil, la requete pateada cueva del Tio Manolo. Allí nos dirigimo cuatro miembros del Club para practicar con unos cuantos flases y un par de cámara. La maña fue entretenida  y fructífera porque aunque las fotografías resultantes no fueron muchas si que aprendimos algunos métodos para obtener mejores resultados.

Aquí os dejo con lagunas de las instantáneas.


Godo admirando una de las pocas formaciones de esta cueva.


De nuevo el Godo en una de las naves de la cueva.

Colocando los flashes para iluminar la  cueva.

Analizando los resultados. 

Otra toma, en este caso de la parte anterior al sifón.

Una imagen de la zona de derrumbes.


Otra zona de la galería principal.



Y por último una de los asistentes.

El reto para la siguiente vez tendremos que  ponerlo en una sima.

Hasta otra.

SE INICÓ LA TEMPORADA…Y V0LVIÓ LA MOTIVACIÓN

septiembre 14, 2010

El domingo algunos miembros del club quedamos  para comenzar la temporada de espeleo. Por un lado Picha que se iba para la cueva de Majadillas con unos colegas, y por otro el Presi, Higueras, Quinito y Bea con el objetivo de hacer la sima de…..la Raja??? (la verdad es que no recuerdo el nombre, pero bueno que lo corrija el que lo sepa)

A las 10 en la churre la motivación no era demasiada para algunos de los integrantes; había quien se planteaba volverse a casa después de unos churros y darse un paseo con su jauria de perros y quien se había acostado a las 5, que entre el sueño y el miedo de la primera sima se preguntaba porqué leches no se había quedado en su camita. Aún así, los dos grupos salieron para su destino.

La sima estaba en Valsalobre, zona supuestamante “controlada” por el Presi que la tenía localizada en su cabeza.  Un par de intentos fallidos y a la tercera por fin el camino correcto y a ponerse los trastos.

Conforme nos íbamos poniendo todos los complementos la tensión se iba notando en el ambiente (para unos más que para otros). Un repaso de los conceptos básicos para la que tenía que refrescarlos  (con su intento de abandono correspondiente mientras  miraba el agujero)  y para dentro a la una de la tarde o así.

Las respiraciones se iban acelerando, todos menos el presi declararon al acercarse el momento tener algo de miedo; por una lado los que hacía mucho que no se metían en una sima y por otro, la que sólo había entrado hasta el primer pozo de las palomas

Al final todos para dentro con Quinito a la cabeza que fue instalando en  “modo ahorro”; algunos de los fraccionamientos no daban para hacer el nudo de bloqueo completo y algún otro se quedó sin instalar para darle más emoción con el roce de la cuerda. Una vez  dentro con la calma del subsuelo y el primer fraccinamiento pasado sin problemas la bajada se fue distrufando.

La sima baja hasta 90m  aunque parece ser que la dimos por terminada un poco antes del último tramo, 10, 15 metros quedaban? ni idea.

Dándonos por satisfechos y tras una parada de avituallamiento volvimos para arriba. La subida estuvo bien; “jadeitos” de algunos y suspiros de otros,  quemaduras en la mano por mal empleo de la técnica, roce de la cuerda que parecía que se le iban viendo los pelillos (quizá fueron solo alucianiones), algún que otro insulto…así que todo perfecto.

Una vez arriba todos satisfechos a las cuatro de la tarde….

…y el presi con una pose que no tiene nombre.

Aunque nadie lo hubiera dicho a primera hora de la mañana el día fue muy gratificante,  sima fácil para quien estába empezando, para el que llevaba mucho sin hacer, para el que ha encontrado de nuevo la motivación…y en general para todos.

Tras el parón del verano se inicia la nueva temporada y vuelve la motivación…

VALPORQUERO

agosto 15, 2010

 Ya sabemos que los veranos en el club son un poquito escasos de actividades, porque cada uno tiene sus movidas y vacaciones y es difícil juntarse.

Precisamente por eso, en una de las reuniones en el Sire, me junte con el Pixón para cuadrarnos con los curros y  sacar una sola salida juntos en todo el verano…

El sitio más o menos estaba claro, porque le teníamos muchas ganas a Valporquero entrando por la Sil de Las Perlas.

Así el viernes 6 de Agosto tiramos millas hacia León. Tras unas 6 horas de viaje nos plantamos en Valporquero de Rueda, en un entorno que no prometía mucho en cuestión de cuevas o barrancos…tras mirar otra vez los mapas y los accesos…no jodas que hay dos Valporquero en León!!Caguenp..y otros improperios lanzamos a las 12 de la noche y sin llegar al sitio. Así que otra vez en ruta.

Ya pasada la una de la madrugada entramos en el Valporquero de Torio, ahora sí con un entorno más espectacular y con mejor pinta, buscamos un parquin y nos fuimos a sobar.

El sábado tras un desayuno contundente nos fuimos hacia la sima, viendo como empezaban a entrar las empresas con clientes por la zona turística. La entrada a la Sil de Las Perlas fue más fácil de localizar de lo que en un principio me esperaba y tras ponernos los atos empezamos a descender.

Los primeros pozos eran en rampa y se hacía bastante cómodo, hasta un rapel de 30 en volado super wapo que te dejaba en una sala llena de formaciones, allí nos encontramos con unos chavales de Benavente que tardaban más de la cuenta en encontrar la salida. Lo primero que vieron de nosotros fue un hombre de las cavernas en slips y el quipo completo de espeleo…el Pixón!!!.

Tras buscar en un par de resaltes dimos con el paso, y seguímos ruta los cuatro. La siguiente dificultad era un rapel con una entrada algo estrecha, que le daba más ambiente a la travesía. Ya desde allí rapelar sin parar hasta entrar al curso de aguas de la cueva propiamente dicho.

En esta parte nos pusimos los neoprenos completos y seguimos con rapeles, saltos y algún tobogán hasta llegar al paso de la M. Tengo que decir que la parte acuática es cojonuda con unas galerías tremendamente tochas. En el paso de la M comprobamos que el sifón se podía poner muy heavy con mucha agua.

Después de esto, empezamos a ver la luz y la salida por La Covona. El río seguía haciendo barranco, por lo que nos quedaban un par de rapeles de 30 y 20 hasta la carretera. Nosotros dejamos el coche en el pueblo, así que de no coincidir con esta gente nos hubiese tocado un pateo importante de regreso…

Después de unas cañas, nos dijeron un sitio para dormir y un barranco corto pero muy encañonado que podíamos hacer, así que tiramos para Caldas de Luna donde se encontraba el rollo. Allí sobamos y realizamos el barranco con un pateo en el que casi dejo atrás al Pixa…y un cañón muy chulo pero que pillamos sin agua por tres días…

Cerca de las 2 terminamos el barranco y para Cuenca.

Aqui os dejo un enlace que escribieron los cañoneros que concocimos en la sima:

http://cmb.forosonline.es/board/sima-o-sil-de-perlas-y-curso-de-aguas-valporquero-t368.html

Después de esto, para cuando una travesía en Cantabria?

ALMERIA

junio 14, 2010

 

No todo va a ser ponernos  los culos morenos en las calitas de Almería. Tras varios días de dudas por las dichosas normativas de parques y parajes protegidos, y por los principios de alguno de los componentes del grupo, pudimos entrar en la cueva del yeso. Una pequeña muestra del paraje natural del Karst de Sorbas, donde hay un huevo de cuevas, y alguna de ellas muy tocha.

La cueva del yeso resultó ser un mini barranco que atraviesa la cueva y la hace integral, lo que nos dió bastante subidón…excepto para encontrar el retorno al auto.

El viaje se completó con una rutilla por un poblado hippy donde surgía un río en medio del desierto convirtiéndolo en un recorrido con una vegetación exultante.

CANTABRIA

mayo 3, 2010

 

Salimos un poco tarde de Cuenca tras quedar a las 4 en el Sire y salir de Cuenca tras recoger a todo el mundo casi a las 6…

La llegada a la casa del colega del Polaco, (Pablo que ya es colega nuestro también) fue una pequeña odisea; primero llegar a Cantabria desde Cuenca, que ya tiene lo suyo. Después ya en Cantabria, pasar el puerto de la Sía y llegar al pueblo de Villar en el valle de Soba. En Villar coger 20 minutos de camino de tierra putrido en el que hay tramos que tuvimos que meterle reductora al auto…Y tras llegar a un alto en medio del valle, dejar el coche, coger los hatos y ponerte a caminar otra media hora hasta la cabaña que está perdida en medio de la nada…en resumen, flipamos.

El sábado la intención era ir a cueva coventosa pero las caras que vi cuando nos levantamos no presagiaban nada bueno, había gente que se acostó a las 7.30 de la mañana…Tras unos momentos de incertidumbre se levantó todo el mundo y nos pusimos rumbo a la cueva.

Ya en la boca nos dimos cuenta del porqué de su nombre, pedazo de viento que flipas que salía por la galería de entrada a la siguiente sala. Tras comer un poco y ponernos los equipos nos fuimos hacia dentro. En seguida encontramos el primer resalte de 10 metros que estaba equipado para bajar en doble, pero pensando que sería alguien que estaba realizando la travesía, pusimos la nuestra. Bajando nos encontramos a unos vascos que iban a llevarles los botes a los de la travesía y que también montaron su cuerda (menudo cisco) y nos comentaron las opciones que había en la sala de los fantasmas. Al llegar a las sucesivas salas cada vez íbamos flipando más con las formaciones que había; salas enormes, columnas gigantes, en fin de todo un poco. Tras echar más de una hora en estas salas nos dirigimos dirección oeste hacia el gran cañón. Allí otro grupo que estaba haciendo un curso de iniciación nos indicó como seguir por un tramo un poco perdedor hasta llegar al gran cañón que era enorme.

Tras este tramo venían una serie de pasamanos y resaltes equipados que nos llevaban hasta los gours y posteriormente hacia los lagos (no sabemos si llegamos hasta el final). El retorno lo hicimos en un plis y sin complicaciones de pérdida y unas 5.30 después estábamos en la salida más contentos que unas pascuas. Tras esto nos fuimos a ver el valle de Asón, muy wapo y nos tomamos unos botellines contando las batallitas. Esa noche la gente no dio casi guerra (menos Laura y Bea que se pusieron como Alfredo) y nos fuimos a sobar (algunos gracias a enormes ronquidos no pudimos dormir…).

 

La mañana del domingo se empleo en subir a los coches cargados de la mochila y nos fuimos a ver el mortero de Astrana. En las fotos se puede apreciar el pedazo de bujero que hay allí. Además es una travesía que en posteriores expediciones se intentará. A mi me hubiese gustado bajar al menos el primer pozo de 40 pero el tiempo apremiaba y nos estaban esperando en Casa Tomás para ponernos como gorrinos (literal), la mejor actividad para alguno de los integrantes fue esa comida, que incluso repitieron los dos días…

Tras esto un millón de horas hasta Cuenca, jodidos pero contentos. Esperemos que en la próxima salida a Cantabria se apunten los mariquitas que no quisieron subir en esta ocasión…